La mayoría de las mujeres viven a dieta y eso es algo que ha estado en la psique de las mujeres desde niñas, algunas encuestas revelan que las mujeres comienzan a ser conscientes de su peso entre los 9 y 10 años, lo que lleva a interminables dietas y ejercicios que muchas veces dañan su desarrollo. ¿Qué pasaría si nos enfocáramos más en el mindful eating y body kindness en lugar de castigar a nuestro cuerpo con dietas insufribles?.

¿QUÉ ES EL MINDFUL EATING Y EL BODY KINDNESS?

Primero tenemos que entender la diferencia entre dieta y plan alimenticio, la dieta es todo aquello que un individuo come y el plan alimenticio es una serie de lineamientos que un nutriólogo le da a una persona para estar sana, dicho esto debemos de poner más atención a nuestra dieta si no queremos seguir un plan alimenticio.

Para entender de forma sencilla el mindful eating Mary Carmen explica que: “la alimentación es integrar todas las señales que te da tu cuerpo de hambre, de antojo, de emociones, etc. y pensar que los alimentos te van a hacer bien, eso se llama mindful eating”, esta filosofía se basa en entender que “tu cuerpo es una máquina perfecta y que funciona con muchas partes y debes de escucharlo en conjunto y cada una de ellas, para entonces saber en que momento tienes una emoción, un antojo o simplemente tienes hambre, es ahí cuando el cuerpo entra en sintonía y puedes aprender a nutrirlo con las cosas que te hacen bien, de esta forma tienes una parte importante aprendida que es conocer y reconocer tu cuerpo para poder estar en sintonía” explica.

En resumidas cuentas el mindful eating es entender que lo que tu cuerpo necesita, sin juzgarlo o castigarlo, ya que es ahí cuando cometemos el primer gran error, tu dieta o plan alimenticio no es un castigo, es algo que complementa tu día a día, algo así como tu rutina de belleza, y de esta forma complementas con la segunda parte importante: body kindness.

“En el campo de la nutrición actual existe un término que es el “body kindness” que significa que debes de nutrirte conociendo tu cuerpo y sin castigarlo, ya que muchas veces las personas tratan de evitar algunos alimentos que consideran les hace daño”, dice Mondragón “lo que tienes que hacer es integrar a tu alimentación los ingredientes que hacen que tu cuerpo tenga las reservas necesarias para tus actividades”, un ejemplo es: voy a correr, entonces debo de incluir en mi alimentación carbohidratos, antioxidantes y proteínas para hacerle bien, quererme y poder correr de forma adecuada, pero sobre todo tener la energía suficiente para la carrera.

Con estos dos elementos en conjunto pones en relación a tu cuerpo y a tu mente para así juntar estas dos partes y entonces tu cuerpo recibirá las ventajas de comer con conciencia plena.

NUEVAS DIETAS Y EL MINDFUL EATING 

Cada año, semestre o mes aparecen nuevas dietas que prometen el reducir peso, llenarte de energía y construir músculo, pero no todas son realmente buenas o avaladas por especialistas, por esta razón siempre recomendamos que debes de tener cuidado en el camino que vas a recorrer al realizar un plan alimenticio, ya que debes de apoyarte de expertos certificados para que logres tus objetivos en nutrición. 

Una de los planes alimenticios que ha tomado al mundo del wellness es el ayuno intermitente, que ha polarizado las opiniones casi como lo hizo la dieta keto cuando llegó al mainstream, “nuestro DNA es cavernícola, es decir es muy antiguo, son genes nómadas  y ¿cómo vivían los nómadas? Caminaban de un lado a otro buscando comida, la comían, después caminaban más y comían otra cosa y aveces pasaban ayunos prolongados para encontrar el próximo alimento, entonces nuestro cuerpo está diseñado para pasar sin alimento durante mucho tiempo”, explica Mondragón, “es decir tiene un mecanismo de protección, es decir que las calorías que te comas las guarda en forma de grasa, así que si por filosofía quieres hacer un ayuno, tu cuerpo está diseñado para eso”.

Pero si tu meta es bajar de peso no es lo mejor, ya que: “viéndolo desde el punto de vista de mindful eating me parece una tortura enorme, ya que si quieres hacer ayuno intermitente y estamos revisando que el mindful eating es escuchar a tu cuerpo entonces, si tienes hambre y no puedes comer, lo estás castigando y eso puede tener repercusiones” dice. “Además considero que cada persona debe de entrar a un plan alimenticio que sea bueno con su cuerpo y se adapte a las necesidades, retomando el ayuno intermitente parece más un castigo que comer con conciencia”.

Por esta razón si quieres iniciar un plan alimenticio para bajar de peso Mary Carmen recomienda que “debes de saber cuál es tu propósito de la mano de un especialista, ya que existen muchos caminos para encontrar la dieta perfecta y que se acople a lo que quieres, por ejemplo si quieres bajar de peso, entonces recomiendo buscar una dieta que incluya el mindul eating y así nutres a tu cuerpo”.

LA COMIDA NO ES NUESTRA ENEMIGA 

Algo que explica el mindful eating es que “Tu cuerpo ya es perfecto así como es, tu cuerpo es tuyo y así es bueno, me parece que reducir toda la grandeza del cuerpo y lo que hace por nosotros a sólo el peso es una cosa muy reduccionista, pero sobretodo cruel, el peso no depende de lo que comes, sino de otros factores como tu metabolismo, tus genes, el ambiente, tipo de cuerpo, las oportunidades que tengas de salir de tu casa a caminar o la falta de oportunidades de tu cuerpo a ejercitarse, es decir si sales de tu casa y no hay banqueta para caminar o vives lejos de un parque o gimnasio para entrenar, obviamente tienes que utilizar el auto para llegar ahí, todo eso tiene mucho más impacto que lo que comes o cuánto comes, entonces en resumidas cuentas darle tanta importancia al peso esta mal, sobretodo si no sabemos el tipo de vida de cada quien” explica. 

Otra de las ventajas de esta filosofía es que la grasa y tu composición no te definen, eso para empezar es body positive, ya que según explica la especialista el tener grasa corporal no indica que seas una persona enferma o deficiente, lo que importa es tu actividad física y la condición que tengas. 

“También existe un término que se llama “fat but fit” entonces la grasa o fat se puede medir por el índice de masa corporal y todas esas medidas te las puede dar un nutriólogo y así decidir quién tiene sobrepeso u obesidad” dice Mary Carmen. “Personalmente no me fijo en eso, me fijo más en la condición que tiene cada persona, es decir, ¿puedes hacer ejercicio, subir a una bicicleta, caminar 5 kilómetros o pasear a tu perro?, si puedes hacer estas cosas entonces estás bien, el peso es algo muy objetivo que puedes medir por la báscula pero es un indicador de una sola cosa, pero no toma en cuenta la salud en su plenitud, una cosa es bajar de peso y otra es estar bien contigo, quererte, tener energía y poder hacer las cosas, por eso mindul eating y body kindness es aceptarte y quererte, come por nutrirte y no comer para bajar de peso”.

Si quieres seguir este camino para lograr tener una armonía en tu alimentación deberás de entender que “no hay alimentos malos y no hay alimentos buenos, si en tu dieta incluiste algo con mucho sodio, tienes el resto del día para no comer con tanto sodio y para equilibrar tu alimentación” explica Modragón,  es decir que si hoy te sentiste un poco más triste o decaída y se te antojó un chocolate o algo dulce no pasa nada, al siguiente día continúas con tu plan alimenticio, siempre y cuando lo que comas sea con medida y responsabilidad.

Fuente: Women’s Health